domingo, enero 28, 2007

Mas extraño que la ficción


En un principio esta película no me llamo mucho la atención, no conozco al director y el actor principal, Will Ferrel, nunca ha hecho algo que me interese, sin embargo en el radio escuche que el guion parecia haber sido escrito por Andy Kauffman y parecía porque lo escribio Zach Helm, después supe que en los actores de reparto estaban Dustin Hoffman, Emma Thompson y Maggie Gyllehaal, esto me convenció para ver la película.
El argumento general es que tenemos un personaje principal que un día descubre que su vida esta siendo relatada en una novela inconclusa, descubre que la autora del libro tiene planeada su muerte aunque aun no sabe como llevarla a cabo, con esta información en mano el personaje se rebela a su destino ya trata de detener a la escritora…
Quizá lo mas bello de la película sea el descubrimiento del valor de las pequeñas cosas, cuando el personaje descubre que su vida no esta bajo su control y que hay la posibilidad de morir se ve forzado a descubrir las cosas buenas que están a su alrededor, quizá este no parezca una premisa innovadora para una película sin embargo el la forma en que suceden estos descubrimientos es muy novedosa. Tiene cosas muy interesantes para ponernos a pensar, por ejemplo el momento en que un personaje llega a la conclusión que preparando galletas ricas contribuye al bienestar del mundo ya que hace a otras personas felices.
Visualmente también tiene sus cualidades, al comienzo vemos que la película se apoya mucho en la ornamentación visual pero conforme avanza la trama el apoyo recae sobre la historia de manera que a final de cuentas es lo mas interesante.
En conclusión la película me pareció muy bonita y me puso a reflexionar nuevamente…

1 comentario:

Lolita dijo...

Hace justamente una semana fui a ver esta película, debo decir que el cine estaba casi vacío y que en realidad, la película no me llamaba mucho la atención. Y luego...
Desde los primeros minutos, capta la atención. Si, el juego de lenguaje visual, si, el delicioso recorrido literario, si, la gran actuación de Ferrell, a quien conocía solo por su trabajo con Woody Allen, si, el trabajo nuevamente "delicioso" de Emma Thompson y Dustin Hoffman... Una gran película, que definitivamente cumple con un cometido muchas veces olvidado: sorprender al espectador. ¡Saludos!